¿Tintes y luces quiebran el cabello?

¿Tintes y luces quiebran el cabello?

El proceso químico de tintes, cualquiera que sea el método utilizado, en realidad provoca cambios en la estructura del cabello. Algunos de los ingredientes colorantes retiran la capa protectora hidratante de la superficie de las hebras (que previene el daño severo y da brillo), dejando el cabello más frágil. Consecuentemente, las hebras son mucho más susceptibles al quiebre al peinarse o hacerse una cola de caballo, por ejemplo. Cualquier movimiento de fricción puede dañar el cabello y causar quiebre y caída después de la coloración, si no hay una hidratación intensa y profunda después del proceso. Por esta razón, hay más cabellos de lo normal que quedan en el peina después de la primera lavada luego del proceso químico. Para evitar el quiebre y la caída y sentir el cabello hidratado, brillante y sedoso de nuevo, lo ideal es usar productos ultra concentrados en vitaminas e ingredientes hidratantes tales como ampollas o tratamientos intensivos hasta 3 veces por semana durante 15 días después del tinte. Además, siempre que sea posible, tratar de usar colores que no contienen químicos dañinos como el amoníaco.

Veredicto: Verdad